Apretones intestinales

Retortijones de barriga mientras caminas por la calle. La vista se te nubla en un instante y sólo piensas en morirte, mientras te llevas las manos al vientre instintivamente. Cierra los ojos fuerte, suelta un suspiro forzado y espera a que pase. Sabes que ya se fue, pero no tardará en volver. Será mejor que busques un lugar al que poder acceder, donde te puedas liberar de lo que tanto tormento te provoca. Sube a casa, mejor usa el ascensor. Momentos de presión e incertidumbre hasta abrir la cerradura y atravesar como un rayo el pasillo de casa para abrir la puerta del fondo y encontrar nuestro tesoro más ansiado. Blanco, impoluto, brillante, llamándonos con un canto de sirena que se asemeja, por otro lado, al sonido de una cisterna llenándose.

Es de esos momentos de reflexión, de éxtasis y de dilatación de esfínter de donde nace nuestro nuevo blog. Porque cada vez que defecamos muchos temas de debate se nos pueden pasar por la mente. Quién sabe si las mejores ideas no son las que pasan por la taza del vater para llegar a nuestros pensamientos. Desde aquí, desde este habitáculo de unos tres metros cuadrados, rodeados de azulejos, comenzamos un nuevo proyecto para plasmar lo que pensamos, lo que se nos venga a la mente, que para eso están hechos los blogs. No pretendemos más que divertir y divertirnos, descubrir un buen remedio contra el estreñimiento o contra la diarrea mental ocasional. Altas dosis de música, de música de verdad, fotografías, paranoias o simplemente nuestra visión de lo que ocurre en el mundo en momentos tan asquerosos pero tan agradables a veces como los de hoy día. Esperamos ser constantes y agradarles con lo que por estos lares escribimos.

Hoy soy yo el que está al mando del papel higiénico en este corto viaje, pero quién sabe el que calentará mañana la taza del WC. Gracias adelantadas por su atención. Mientras tira de la cadena y se escapa la inspiración, al igual que los desechos fisiológicos, ya sea en un sentido o en otro a merced del hemisferio en el que nos situemos, se despide un señor de azul turquesa.

2 pensamientos en “Apretones intestinales

  1. weno os añadire por ahi en el fastdial jajaja y os visitare de vez en cuando con algun aporte o algo jaja para darle vidilla a esto no? ale ermosos y que salga bien

  2. por cierto e sio el primero jajaja
    e visto que tb se puede recibir al correo cuando escribais entradas a si que me e suscrito y eso jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s